miércoles, 4 de abril de 2012

“Baila, simplemente baila” Gabrielle Roth, creadora de la power "danza de los 5 ritmos"


Citas de su libro "Mapas para el éxtasis"
muy poderosas y saboreables sus palabras.
Esos decires en los que nos sentimos absolutamente integrados.

"Mucho antes de que lo sospechara, mi entrega al baile fue una manera de contrarrestar estas tendencias a la inercia con energía, con movimiento. Desde el principio descubrí que cuando bailo, me salgo de mi personalidad, no puedo mantenerla, no tiene sentido del ritmo, porque es como un robot, programada sólo para ciertas formas de movimiento".

"Cuando bailo, me libero. Invento mis propios pasos, dejo entrar el ritmo y los compases hasta el fondo del alma. Remonto las olas de la música como un surfista. Choco con partes de mí, paso por en medio, por alrededor, estiro lo que sé. Voy adonde nunca he estado. Mediante el baile he viajado por mi cuerpo entrando en mi corazón, pasando por mi mente hasta otra dimensión de la existencia, una dimensión a la que llamo éxtasis, comunión total con el espíritu".

"Mapas para el éxtasis supone que el éxtasis es un lugar y que podemos llegar ahí con un buen conjunto de instrucciones. La clave para entrar en este lugar es una forma de rendición total, un romperse ritual. Esto me ha ocurrido en incontables pistas de baile, cuando la música me corría por las venas y dejaba de importarme lo que pensaran de mi baile, de mi pelo o peinado, de mi cerebro o de mi trasero. Bailando navegaba por las tierras yermas de infinitas experiencias de estimulante dicha, y encontraba mi camino de vuelta al suelo que estaban pateando mis dos pies. Mediante el baile descubrí que cuando se pone en movimiento la psique, esta se sana".

"Como padres, profesores, amigos, amantes y dirigentes necesitamos honrar al artista y al curandero que llevamos dentro, que tienen la llave para nuestro desarrollo y crecimiento espiritual como personas tribales, liberados de dogmas anticuados y plenos de una independencia más profunda".

"El éxtasis es un estado de ser intemporal, sin ego. Es un estado de síntonía y unidad totales. Unión de cuerpo, corazón, mente, alma y espíritu.
La manera más rápida que he encontrado para aquietar la mente es estar conciente del momento y mover el cuerpo.
El movimiento no es sólo meditación; también es remedio que sana la división entre mente, corazón, cuerpo y alma".

"La curación es un viaje. Entraña salir de nuestros papeles habituales, nuestros guiones tradicionales, e improvisar un camino bailando.
El camino del baile nos lleva desde la inercia de andar sonámbulos al éxtasis de vivir el espíritu del momento. Con muchísima frecuencia nuestra vida se canaliza automáticamente por formas estrechas, seguras, instalada en rutinas mortíferas. Algunos deseamos salirnos; algunos deseamos dejarnos llevar y despertar al poder que llevamos enterrado dentro".

"El permiso para bailar con pasión y bailar para siempre me sacó de la inercia inconsciente y de la tímida imitación, propulsándome al baile intuitivo de mi alma. En este baile nadie sabe los pasos, ni siquiera yo. Tan pronto como me comprometía a simplemente moverme, a dejar salir el interior, eliminé la necesidad de estar a la altura de formas, de expectativas creadas por otra persona. Entré en el dominio del baile extático".

"El baile extático se convirtió en mi manera de salir de mi personalidad de un salto y entrar en mi alma. Siempre que me quedaba estancada en la cabeza, hacia lo que fuera necesario para bailar, para escapar de los límites seguros y aburridos de ser sensata".

"Nuestros egos son la colección de cosas de los aburridos y previsibles personajes de telenovela que aprendemos a representar. Nos impiden ser quienes somos, saber vivir y qué hacer, minando nuestro poder creativo y saboteando las expresiones auténticas de la energía humana: el bailarín, el cantante, el poeta, el actor, el curandero".


Allá vamos!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario