martes, 1 de mayo de 2012

diosa egipcia Nut - confiar en el misterio



NUT – MISTERIO
 
“Alcánzame, tócame.
Yo siempre estoy más allá de tu alcance.
No intentes dar conmigo,
Pues no lo conseguirás.
Yo soy lo desconocido, omnipresente e inabarcable.
Yo soy la inmensidad del cielo estrellado.
Estoy más allá de la comprensión humana.
En la vastedad de mi ser,
soy un misterio,
incluso para mí misma.

Nut es la diosa egipcia del cielo nocturno,  “el gran abismo” que da a luz al sol cada mañana, para consumirlo de nuevo cada noche.

La inmensa, oscura y centelleante bóveda de Nut se extiende en tu vida para recordarte que conviene abrirse al misterio.
Deja entrar el misterio, deja entrar lo incognoscible.
La Mujer Sabia es conciente de que es mucho en el universo lo que seguirá siendo un misterio, y deja espacio a éste en la trama de su vida.

Nut dice que el camino hacia la totalidad en ti pasa por confiar en que el misterio que vas a dejar entrar en tu vida sea exactametne lo que neceistas en tu viaje hacia la totalidad.

de El Oráculo de la Diosa, Marashinsky

2 comentarios:

  1. Querida Ximena, te leo desde tu blog anterior,
    y siempre quise enviarte este poema que hace tres años le escribí a Gabriel, mi hijo mayor.
    Es mayo otra vez, el poema se titula
    LUNA LLENA DE MAYO

    Desde el fondo del agua de la laguna abandonada
    sumergida en lo hondo
    la luna llena canta
    su voz es de misterio y ámbar

    La verdadera luna
    ésa que está en el agua
    en el fondo del agua de la laguna abandonada
    la verdadera luna
    del bosque de resina
    de tu antigua edad báltica

    esa luna te llama
    a través de las dunas
    a través de las lágrimas
    y mi cuerpo de madre
    matrimanta de luna
    desde el fondo del agua
    desde el fondo de mí
    que de lejos te llamo
    para cuidar el final de tu infancia
    para darte entre todas las lunas del mundo
    la luna de Tilcara
    para que no te olvides
    de las lunas océanicas
    y de tu luna hermana
    luna recién nacida
    luna cien por ciento amamantada
    por mi propia vía láctea
    mi propia cruz
    del sur
    mi mapa constelado
    mi lucero del alba
    brillando aún más brillante
    y a lo lejos Lituania
    y sus propias estrellas
    hemisferio del norte
    en mi mirada

    matrimanta de luna
    con estrella fugaz
    cortando el horizonte
    horizonte de arena
    cuando el viento de Ostende
    hace nacer el día
    en el fondo del agua

    ResponderEliminar
  2. gracias miles, qué hermoso y conmovedor!!!

    ResponderEliminar