lunes, 11 de junio de 2012

mujeres que danzan con la luna

Las mujeres vivimos en un tiempo circular, desde la primera menstruación hasta la menopausia transitamos la vida en ciclos de 28 días (aprox). 
Igual que la luna pasamos mes a mes por nuestros momentos: nacientes, crecientes, llenos, menguantes y oscuros. 

En cada fase lunar - femenina estamos más o menos disponibles, capacitadas, posibilitadas de desplegar diferentes aspectos y capacidades de nuestra personalidad. 
Conocer esta secuencia circular y sus particularidades nos conecta con lo esencial en nosotras, los ciclos básicos del cuerpo, que son los de la luna, los de la vida, los del universo. 
Somos circulares. El universo es circular.

Hay cuatro etapas claves durante el círculo lunar femenino:

1 - el sangrado, la cueva, la menstruación propiamente dicha, 
luna nueva, oscura, profunda.
Necesitamos descanso, retiro, soledad. Es un momento que nos lleva para adentro, de contacto con el mundo de las sombras, del inconciente. Nuestro espíritu está conectado con lo instintivo y lo trascendente.

2 - el despertar, renovadas, luego del sangrado, un nuevo ciclo comienza, previo a la ovulación, inocentes salimos a conocer el mundo como si fuera la primera vez, cada vez.
luna creciente.
Vamos por la vida curiosas, activas, ingenuas,  livianas, queriendo descubrir. Estamos abiertas a las posibilidades que nos trae la vida, permeables.

3 - la ovulación, nido de amor, el cuerpo listo para concebir, inundado de receptividad amorosa.
luna llena, brillante, llamativa, iluminada.
Sentimos la capacidad de alojar y cuidar, de sostener y acompañar.
El cuerpo y su necesidad de recibir dominan la escena emocional con un clima de amor y empatía generalizado.

4 - el pre menstrual, magia real, momento caótico, creativo, intuitivo y poderoso.
luna menguante.
El cuerpo se prepara para el sangrado, para la caída. Quedamos tomadas por un nivel de vulnerabilidad y sensibilidad extremos que potencian las capacidades intuitivas, dándonos habilidades especiales para ver muy claro. 
Dominadas por fuerzas destructivas en el mejor de los sentidos, las fuerzas de la transformación, energías de destrucción para recomenzar, de barrido, de limpieza.

..... para volver a empezar una vez más un nuevo círculo lunar!!!

ALUCINANTEMENTE PODEROSA ES LA CONEXIÓN CÓSMICA A LA QUE ACCEDEMOS SI LLEVAMOS UN REGISTRO DE LO QUE NUESTRO CICLO FEMENINO TIENE PARA ENSEÑARNOS!!!


7 comentarios:

  1. Qué lindo!! Así me resulta tanto más claro!!!
    Ahora a intentar llevar un registro....la percepción, mis sentidos ya están alertas!!! Ahora a despertar!!! Besitos...

    ResponderEliminar
  2. Me desconsuela que no haya comentarios acá.

    Y que el fin se una con un nuevo principio no significa que sean circulares.

    ResponderEliminar
  3. Y las que nos quedamos sin Luna??

    ResponderEliminar
  4. Belu!!! amorosa!!! qué bueno que te resulte claro!!! eso espero poder hacer, aclararlo!
    gracias!!! beso!

    Converti: somos circulares!!! beso!

    Alex nunca nos quedamos sin luna, entramos en otra etapa, la luna sigue estando, de una manera diferente. Prometo ahondar en el tema. Me sirve tu pregunta. Gracias!!! Beso!

    ResponderEliminar
  5. Ximena! muchas gracias! te vengo leyendo desde tu blog anterior! Hace unos días que estoy buscando y conociendo las diferentes fases de nuestras lunas y al visitar el blog ... Sorpresa! lo encuentro expresado tan claro y lindo! Gracias por todo lo que compartis! besos! Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué bueno Paula, me alegra que te sirva y que te guste!! continuará! beso!

      Eliminar
  6. después de hacer tu encuesta vengo y leo esto y me quedo alucinada con la claridad del tema. qué sabia es la naturaleza y qué claro lo de los ciclos de la luna!

    ResponderEliminar