martes, 25 de septiembre de 2012

la Abuela Margarita, Encuentro de Mujeres "Raíces de Luz"

La estrella del Encuentro en San Marcos Sierras: La abuela Margarita, de México.
Fue una de mis primeras mujeres citadas en este blog y ahí me la puso la vida para que la conociera personalmente, tuve la gracia de estar bajo su influjo durante cuatro días...
Es tan sabia y tan linda, con sus arrugas y sus ojos color mar.
Transmite paz y un mensaje tan fuerte y poderoso sobre el amor, la sexualidad sagrada, los valores complementarios de los hombres y la mujeres.
Es hermoso escucharla, su modo entusiasta de expresarse, su luz, su convicción.

Voy a transcribir notas que fui tomando de sus charlas durante los días del Encuentro de Mujeres, citando algunas de sus palabras:

“El cambio viene por la mujer. La mujer es la que abre la puerta, dá el permiso, abre las piernas.
La mujer es la casa de la vida.
El padre da la semilla, la fuerza. El padre jala todo el potencial cósmico en su esperma. 
Los huevos son recipientes divinos. Las eyaculaciones atracciones cósmicas.
El poder protector del padre sol lo tenemos dentro nuestro.
El poder creador de la madre tierra lo tenemos dentro nuestro.
El cambio viene por el despertar de lo femenino (el amor) en hombres y mujeres. Femenino y masculino van juntos, uno sin el otro no hacen nada”.

Opina que los gobernantes debieran ser en cada puesto un hombre y una mujer, cada uno acompañado de su pareja, y no ser pareja entre ellos.

“Las mujeres hacemos el cuerpo de nuestros hijos. Tenemos esa capacidad maravillosa de hacer cuerpos en nuestro cuerpo.
La mujer siempre está anhelando que le enciendan su fuego.
Con el fuego del amor encendido vemos amor en el afuera, vemos amor en todo lo que miramos”

“Las mujeres cuando ovulamos somos peligrosas”
“Lunita llena, la mujer ovulando huele mejor, atrae más, camina y se ríe de una manera sugestiva.”

Propone que veamos a los genitales como partes sagradas de nuestros cuerpos. Que les quitemos el peso de las influencias que los denotan con pecado y asco.
Es una sabiduría de integración total con los elementos de la naturaleza. Es una mirada muy sabia y hermosa de las relaciones humanas, de la forma de ser y estar en la vida terrenal.

Le gusta mucho cantar asi que intercala cantitos con su charla y nos invita a repetirlos:
Canten las mujeres: “mi vagina es bien sagrada, bien sagrada es mi vagina”
Canten los hombres: “y mi pene es bien sagrado, bien sagrado es mi pene”

“El poder está donde somos engendrados, donde engendramos, ahí abajo tenemos un poder.
El poder si pasa por el corazón lo baña de amor y lo transforma en reuniones como esta.”

Canta y nos hace cantar:
“Recuerda la vida es preciosa, la más grande tarea es amar y ser amado
Recuerda la vida es preciosa, la más grande tarea es amarme y valorarme,
Recuerda la vida es preciosa, la más grande tarea es amar y valorar todo lo que me rodea.”

“Cuando las mujeres podamos amarnos, valorarnos y honrarnos a nosotras, vamos a poder enseñar a los hombres y a los niños a amarse, valorarse y honrarse.
Las mujeres somos educadoras.”

Nos invita a que “recordemos nuestras Raices:
El amor a los hijos
Somos espíritu y materia
Aprender a platicar con los árboles, Ir a mirarse al agua, Comunicarnos con la naturaleza.
Nuestro cuerpo es la casa del gran espíritu, la casa de dios.”

Cuenta que cuando le piden que “limpie” o que “sane” casas, situaciones, personas, ella se siente incómoda, que para ella “limpiar es honrar, si entrás a mi casa y la honrás la estás limpiando, y sanar es recordar que la enfermedad está afuera, nosotros le damos cabida o no.
Cuando hacemos cosas que no nos gustan nos enfermamos porque nos da culpa.”

“Cuando quiero algo me lo pido a mi misma, sepan que pueden usar su propio poder, me lo pido aquí (se levanta la blusa y le habla a su pecho) qué quiero?”.
 “Hay que saber poner intenciones en lo que queremos, entonces seguro se va a manifestar”.

“Somos seres cósmicos. Somos espíritu y materia.
La ciencia sin “con” puede hacer mucho daño. La ciencia con el con: conciencia: hace cosas bellas.”

“Saber pensar es pensar de manera bella. No saber pensar es pensar de cualquier manera”

Promueve la sexualidad con amor sobre todas las cosas.
“No hay que dejarlos que se masturben adentro nuestro, para eso que lo hagan solos. Hay que tener relaciones por amor, con la luz prendida, mirándonos a los ojos, quedándonos quietos y diciéndonos uno al otro mirándonos a los ojos qué estamos sintiendo.”

Describió al mate/bombilla como una representación de útero/pene, como esos “rituales de sabiduría disfrazada, con los que recreamos el espíritu divino que está en cada cosa.”

Cita un escrito firmado por Colón, a quien se refiere como Cristoforo Colombo en el que dice: “Llegué a unas tierras donde hay belleza, abundancia, generosidad, hospitalidad, no hay enfermedad y no le tienen miedo a la muerte”.

Nos contó sobre las ceremonias de la Pipa, los agradecimientos: al gran espíritu en todos nosotros, al padre sol, al abuelo fuego, a la madre tierra, al abuelo aire, a la madre agua, a los antepasados, a las generaciones futuras.

“Nacemos para usar nuestra propia vida para fortalecer los nexos que unen a la gente”.

Habla de ciclos de 13 años:

“Cuando nacemos y hasta que somos niños de 5 años vivimos la dulzura de recrearnos en el cosmos más que en la realidad, por eso los niños son inocentes y puros”
A los 7 años se corta el cordón umbilical.
A los 13 años, el coyote, el despertar hormonal.
A los 26 años, salida de la universidad, primeros pasos autónomos.

La maternidad/paternidad abre el corazón: enseña a dar sin esperar recibir

A los 39 años, a las mujeres les llega el tiempo de saber disfrutar. Se van preparando para los últimos años antes de dejar de sangrar.

A los 52 años se cierra el primer círculo y se abre la maternidad/paternidad universal, tenemos que gritar que somos gran espíritu.

A los 65 años se empieza a servir a la humanidad muy fuertemente, es un nuevo despertar hormonal
Ceremonia: quitar sentimientos de culpa

Los ancianos (70 años en adelante) son los maestros.

A los 78 años: edad de entrega desbordándonos de amor, comenzar a vivir ser dios, ser gran espíritu.”

Cantamos: “qué bello ser y ser el ser divino ser lleno de amor”

Recibimos el 22 de septiembre a las 11:50 el equinoccio de primavera: "momento cósmico, momentos en los que podemos nacer de nuevo,
La primavera es la pureza y la inocencia de los niños, llenos de amor."

Cantamos: “llega la primavera y cubre de colores toda la pradera cubriéndola de flores”

Los cantitos se repiten como mantras y ella los canta fuerte y con mucho entusiasmo.

Cantamos: “el aire es mi aliento, el agua es mi sangre, la tierra es mi cuerpo, el fuego es mi espíritu”,
“aire, fuego, tierra, agua, cuatro elementos en movimiento hacen sonido,
aire, fuego, tierra, agua, cuatro elementos en movimiento hacen mi cuerpo, que habita el alma y el gran misterio”

Nos cuenta de las ceremonias para programar el día: "hoy es hoy, somos hoy."
Cantando: “yo soy, yo soy, yo soy, esencia divina yo soy,
Yo soy yo soy yo soy amor y alegria yo soy,
Yo soy yo soy yo soy esperanza yo soy,
… voluntad y poder yo soy, … fe y plenitud yo soy
… belleza y juventud yo soy, … salud y abundancia yo soy”

Nos habla de las Danzas de la Tierra,
de la Siembra del Nombre (la presentación del niño a los cuatro elementos),
de la Siembra de Sangre y cómo la mujer regando con su sangre queda vinculada a las plantas y a las flores, y cantamos: “el agua del mar es salada, la sangre en mi cuerpo es sagrada, el agua en la sangre son vida, que viva que viva la vida, que viva que viva mi vida”

Viví momentos totalmente conmovedores, emocionantes y trascendentes, 
de esos que se quedan en una para siempre. 
Un privilegio estar ahí, sentirla, dejarme penetrar por sus enseñanzas.
Es muy enorme su mensaje, amor, amor, amor!!!

1 comentario:

  1. Recien llegada de un encuentro con la abuela Margarita. Mucha gratitud hacia una mujer que nos recuerda nuestro quehacer en esta tierra, que nos trae esperanza y bendiciones.

    ResponderEliminar