jueves, 27 de diciembre de 2012

"a cada paso muero y aquí estoy..."

Cuando siempre los argumentos te dieron todos los sentidos  es descarnado encontrarse con ciertos niveles de realismo que te desarman.

Que las palabras no alcancen, que los discursos no te contengan, que el cuerpo no te siga a los lugares conocidos...

"A cada paso muero y aqui estoy..."


Vivir para escribir intensidades, 
Vivir para agradecer estar vivo,
Vivir para dejar cuerpo y alma en el camino...


"Vivir para vivir solo vale la pena vivir para vivir..."

Y las intensidades convocan a los adictos a emociones fuertes... nunca es del todo buena la adicción.
Aprender a encaminar, todo un camino a transitar,
a algunos nos cuesta más que a otros.


No hay fórmulas...

" cada uno es como es y anda siempre con lo puesto, nunca es triste la verdad lo que no tiene es remedio"

No hay comentarios:

Publicar un comentario