miércoles, 19 de diciembre de 2012

compartiendo lecturas interesantes ...

... cito partes del libro "La cama reb/velada. Pasado, presente y futuro del sexo y del amor" Regina Navarro Lins:

"Los hombres de las cavernas no imaginaban que tenían participación alguna en el nacimiento de los niños, hecho que siguió siendo ignorado durante milenios. La fertilidad era una característica exclusivamente femenina, por lo que la mujer estaba asociada a los poderes que gobernaban la vida y la muerte.



Al abandonar la caza, los hombres comenzaron a participar de las actividades femeninas. Inicialmente, ayudaban en la ardua tarea de trabajar la tierra con azadas de madera, lo que exigía bastante fuerza física. Tiempo después, domesticaron los animales y los incorporaron a la agricultura, utilizando un arado primitivo. La convivencia cotidiana con los animales hizo que notaran dos hechos sorprendentes: que las ovejas aisladas no parían ni producían leche; y además que luego de un tiempo constante, después de que el carnero cubría a la oveja, nacían corderos. Se produjo así el descubrimiento de la contribución del macho en la procreación.

Luego de miles de años creyendo que la fertilidad y la fecundación eran atributos exclusivamente femeninos, los hombres constatan, con sorpresa, que lo que fertiliza a la mujer es una sustancia que se le introduce: el semen del macho!

La procreación exige la participación de ambos sexos. Surge la noción de pareja. El hijo ya no está exclusivamente ligado a la madre. Ahora el hombre puede decir, orgulloso: "mi hijo", y dejarle su herencia. Sin embargo, para que esto sea posible, la mujer solo puede tener sexo con él. Entonces se instala el control de la fecundidad de la mujer, que se constituye como universal y eterno. La libertad sexual de la mujer, característica de épocas anteriores, sufre serias restricciones. Con el hombre es diferente. De la misma manera que el carnero preña 50 ovejas, él también puede tener un harén si lo desea.
Para garantizar la fidelidad femenina y, por consiguiente, la paternidad de los hijos, la mujer pasa a ser propiedad del hombre."


1 comentario: