miércoles, 23 de enero de 2013

un clásico favorito: "fantasía infantil" de Alejandro Rozitchner

Revisión de revisiones, de esas que marcan el antes y el después de toda una etapa.
Cumplir 42 años, el nacimiento del alma... bienvenida con todo lo que trae!

Vuelvo a un clásico favorito:

"Es una fantasía infantil, pero un adulto significativo puede sacarle el jugo. Todos quedan paralizados, como en mancha hielo, excepto uno mismo. El movimiento se detiene como si pusiéramos la pausa en la video, pero uno sigue en play. Entonces vivimos una extraña libertad: podemos agarrar las cosas que queremos sin que nadie diga nada, juntar efectivo con una carretilla, entrar a lugares vedados, desvestir a cualquiera, etc. Sería extraño caminar entre personas congeladas, pero para evitar el ataque de pánico digamos que se puede suspender el juego a voluntad, y también a voluntad reanudarlo. Sería como vivir en una foto, ser el único habitante en movimiento en una ciudad quieta, abierta a la locura del deseo más exótico.
Es también un truco para vencer el tiempo, porque en lo que los demás perciben como una fracción de segundo uno podría dejar pasar mucho más. No una eternidad, qué aburrimiento, tal vez el rato suficiente como para dormir una siesta. Pero un día, maestro ya en el arte de este juego, uno vería a lo lejos algo que también tiene movimiento. Se terminó el poder de esta soledad automática?. Nos acercamos y vemos que es una mujer, que posee el mismo don, o padece la misma fantasía. 
Al final esos dos personajes se unen, porque cada uno es para el otro el único que escapa al poder de controlarlo todo. Moraleja: una fantasía infantil, cuando la retoma un adulto, se transforma en una historia de amor."

de Alejandro Rozitchner,
mi amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario