miércoles, 25 de septiembre de 2013

la maternidad: mi primer despertar.

Criar es puro aprendizaje,
todo tipo de crianza aplica,
de obras, ideas, sentidos, amores, proyectos, cuentos, cuadros, tejidos, amistades...
tantas posibilidades...
criar es realizarse en ese propósito.

Mis hijos son mis maestros,
en cada detalle, en cada paso de crecimiento que se convierte en mutuo,
y esa es la maravilla de tenerlos, 
el sentido de criar, 
aprendemos juntos todo el tiempo.

Llegó la Primavera,
al más peque de mi cría se le cayeron sus dos primeros dientes,
celebro su perfecta maduración, y junto con la suya la mía, 
signada por otros brotes...

Esa misma noche me dijo:
"cuando me muera y vuelva a nacer, quiero volver a nacer en tu panza"
me muero de amor y gratitud!!!
Conciencia de finitud, conciencia de eternidad,
tan perfecta la vida.

Mis tres hijos me trajeron clara y decididamente el mismo mensaje: 
la travesía del alma trasciende comprensiones intelectuales posibles.
Mis adorados maestros, eternamente agradecida,
la maternidad: mi primer despertar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario