domingo, 30 de marzo de 2014

delirios de un domingo de alto vuelo...

cuanto más me habito más veo,
desde chica ví de más...
siempre más de lo que hubiese querido ver,
ahora entiendo... 
es un destino, está escrito en el cielo, 
lo que se elige es qué hacemos con eso, 
con eso que nos toca,

somos despliegue de posibilidades...  
vamos siendo lo que vamos pudiendo ser,
lo mejor posible en el mejor de los casos...

nos habitamos, nos vemos, nos conocemos,
"conócete a ti mismo" convocatoria sublime del oráculo de Delfos,
delfos quiere decir útero... y de ahí a conocernos!
seremos capaces de tanto?

nos conocemos cuando podemos vernos,
encontrarnos ahí, atención plena,
a veces gris, a veces luz, a veces vida...

nos conocemos sabiendo que nunca terminaremos de conocernos,
que como dice el dicho lo lograríamos sólo luego de comernos una bolsa entera de sal,
de esas enormes, de las de antes, 50 kilos de sal,
o sea nunca...

y esa es la magia del encuentro, 
con nosotros mismos y con los otros...

que no se acabe el encuentro mientras dure!
qué más podemos pedir? 
nada más y nada menos...

el deseo de conocernos terrenales,
la elección (ser psicóloga)
necesidad de comprender el fenómeno humano!

aventurarme en abismos infernales, 
animarse a bucear en las profundidades, 
para iluminar y ascender al cielo, 
alquimia posible y perfecta, 
que lo que nos pesa se libere a la luz del autoconocimiento
transformación almica
si es que algo así existe.

es un decir,
decir es una forma de ser,
un modo de enmarcar sentidos,
de desplegar encuentros,
de bordear abismos,

decir es jugar y es compromiso,
son solo palabras...
pero no siempre a las palabras se las lleva el viento...
algunas son eternas,
definen, afirman, aseguran
deshacen, resguardan, configuran,
confirman, abandonan, acotan,
despliegan, expanden, acompañan,

hay decires para todos los gustos,
decires que dan vueltas y enroscan,
decires que trascienden la materia y elevan,
decires que convocan a lugares nuevos y conquistan,
decires que juegan y seducen,

hay decires que alejan y despiden...
y así nos vamos
en busca de nuevos horizontes...




"puse rumbo al horizonte... y por nada me detuve...
ansioso por llegar... donde las olas salpican las nubes..
y brindar en primera fila... con el sol resucitado...
sentarme en la barandilla... y ver qué hay del otro lado..."
Joan Manuel Serrat

No hay comentarios:

Publicar un comentario