miércoles, 12 de marzo de 2014

preguntarán por qué danzamos???

Danzamos para estar presentes, para trascender, para ir por más.

Danzamos danza que nos envuelve y nos eleva y nos lleva a pasear entre el cielo y la tierra,
sobrevolamos y vamos más allá de nosotros mismos sin dejar de ser quienes somos,
nos deshacemos para saber que volvemos a ser y nos rencontramos.

Danza que convoca nuestras almas habitando estos cuerpos que se entregan al devenir,
con amor, con confianza...
"todo está bien" suena la voz de Marisa hada que nos enseña a volar y nos acompaña,
trascendemos, somos uno y somos todo, 
concientes del infinito eterno que nos abarca y nos contiene,
desaparecen los roles y las anécdotas...
"todo está bien"
magia pura que nos envuelve en una red tan invisible como poderosa.

Pura gratitud a cada pie, a cada paso, a cada mirada, a cada posibilidad propia y compartida,
"todas las posibilidades son posibles"
otra invitación a volar con los pies sobre la tierra,
nos crecen alas, echamos raíces
que privilegio estar ahí y formar parte!

Danzo para ser real, para perderme y volver a encontrarme cuantas veces sea necesario.
Danzo para creer que puedo confiar en mi.
Danzo la soledad y la gracia de estar acompañada.
Danzo celebrando estar en este tiempo viviendo de este modo.

Danzo para vivir alerta, para no ausentarme.
Danzo para fluir, para sentir mi peso, para encontrar mi estilo propio.

Danzo para comprobar que siempre hay formas posibles para todo, 
que sólo es cuestión de crearlas, de dejar que surjan las propias, 
de proponerlas, de convocarlas, de apropiarnos de ellas.

Danzo para habitarme, para saber hasta dónde puedo llegar, cuándo me trabo, qué me limita.
Danzo porque mientras lo hago siento intenso, profundo, comprometido, entregado
porque danzando amo, percibo y agradezco.

Danzo porque aprendo que así como es todo es perfecto.

Presencia Pura en Pleno Presente.
Aprendiendo a ser y a hacer con esta energía mia que soy yo.
Sin ropajes, sin mentiras
yendo de frente aunque no vislumbre horizonte aún.
La luz de mi conciencia me guia, 
fiel a mi misma 
a riesgo de ser la mala de los cuentos,
más allá del relato...
confianza en la vida, tierra que sostiene y entrega,
confianza en los otros que siempre se encuentran en los caminos compartidos,
confianza en la perfección de los ciclos que empiezan y terminan transformándonos en cada aventura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario