martes, 15 de abril de 2014

"no pretender facilita comprender"

extremas complejidades atraviesan las vidas,
entramados invisibles,
tantas posibilidades nos dan opciones en cada minuto,
cada palabra, cada paso, cada emoción, cada color
marcan formas y destinos,

concientizar hasta cuánto somos dueños de nosotros mismos 
puede ser un don, una gracia o un abismo insoportable,
o en realidad es todo eso 
y lo que nos distingue es el arte en la combinación que logremos
cual condimento en la ensalada, 

llega la paz al alma cuando nos damos cuenta de que nada podría ser diferente de cómo es,
no valen las penas ni las glorias,
casi que ni las razones...
sólo lo que podamos hacer con lo que va siendo,
claro que no es sin dolor, sin incertidumbre, sin excusas...

"no pretender facilita comprender"
máxima misión de estos últimos tiempos,
suena fácil dicho así
encarnarlo no lo es tanto,

"de vez en cuando la vida toma conmigo café..."

si lo que define que sea buena la vida es cómo la vivimos
corresponde apuntar a la integridad,
con uno mismo, con los que tenemos cerca, 
con los que se van, con los que llegan,
como guerreros abiertos y atentos,

ser verdaderos en el decidir y en el titubear, 
en el susto y en el encuentro,
ser verdaderos en la fluidez y en la acidez,
en el amor y en el temor, 
en la belleza y en el espanto,
ser de verdad
y hacerse cargo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario