lunes, 9 de junio de 2014

"La mayoría de las mujeres que trabajan para alinearse con sus ciclos y se comprometen con sus procesos, entregándose a los requerimientos de los distintos momentos, logran revertir los síntomas molestos y dolorosos de la etapa premenstrual. Lo que hay que hacer es una alianza con todos nuestros aspectos. Esas sensaciones tan molestas y problemáticas pueden volverse maestras en el registro de quienes somos, qué estamos necesitando, cuáles son nuestros deseos más auténticos. Claro que abrazarnos en toda nuestra complejidad con sus luces y sus sombras pide tolerar angustias y desconciertos. Requiere altos grados de autocompasión, de paciencia y tolerancia, de caerse y levantarse, de verse en formas en las que no nos gusta vernos ni que nos vean. Ejercicios todos que nos afianzan en el amor al prójimo y la empatía hacia los otros".

De "Lunáticas. La vuelta al mundo en 28 días"

mi libro! sale en Julio!

los dibu los hizo mi bro DaniDan

No hay comentarios:

Publicar un comentario