miércoles, 30 de julio de 2014

siempre una posibilidad renovada...

"Vivimos siguiéndole el ritmo a nuestra cíclica naturaleza circular que nos guía con su mensaje de sabiduría profunda, códigos de una dimensión que se sale de la lógica conocida. La eterna circularidad inherente a nuestro ser nos hace cambiantes, inconstantes, imprevisibles, locas. Encarnamos el postulado nietzscheano del eterno retorno, destinadas a atravesar por siempre la misma secuencia. Nos cabe la pregunta del filósofo: “si pudieras elegir estarías dispuesta a vivir lo mismo eternamente?” Ansiando con toda el alma que la respuesta sea afirmativa. Sabiendo que en cada vuelta hay aprendizaje, siembra y cosecha, creación y destrucción que da paso a lo nuevo por venir, muerte y renacimiento.

Circularidad femenina en espiral ascendente. En cada nueva vuelta entregadas a la transformación que nos aleja de lo que ya no nos sirve. Esta es la oportunidad que cada ciclo trae, un círculo más, la superación en la repetición.

Circular volviendo a pasar mil veces por el mismo lugar, rasgo muy femenino, darle vueltas a las cosas. Secuencias femeninas circulando sobre nosotras mismas una y mil veces desde siempre y para siempre, recreándonos en cada nueva vuelta, evolucionando en cada nueva danza. Siempre una posibilidad renovada".


de "LUNATICAS. La vuelta al mundo en 28 días"




No hay comentarios:

Publicar un comentario