jueves, 25 de septiembre de 2014

mi yo siendo madre satisfecha y en paz

mis animalitos benditos,
cada uno en su cama...
les leo un cuento,
"El Príncipe Rubí",

entre el pánico y la gracia de encontrarme en estas nuevas formas que habito
 y habitamos juntos también,

son ellos definitivamente mi mayor sentido,
tan grandiosos que con su ser me devuelven a mi!
y ahí estoy yo...
a cargo de mi misma y sin excusas que valgan,

uno dice "yo soy el príncipe",
otro comenta "yo mejor me duermo"
y un tercero pregunta "qué quiere decir sollozando?"

sigo leyendo...
la princesa danza para asumir su destino,
la vida le pide que sea sin preguntas,
que la entrega protagonice la escena existencial,
que la confianza lidere la travesía encarnada,

y el cuento termina re bien,
obvio! con esos principios básicos!
bien por mi! bien elegido el libro!

y mi yo siendo madre satisfecha,
ellos se duermen en paz,
y la vida es todo en ese instante, gracias!

sigo feliz con mi noche...
el desafío se siente enorme, difícil, extremo,
comprender que hay almas que vinimos a vérnosla con esto
afirma mis sentidos,

ser mujer, sanar linaje,
para atrás y para adelante,
porque el tiempo de verdad que es circular
y el retorno es eterno

vivamos como si hoy fuese el último día,
que así sea!

No hay comentarios:

Publicar un comentario