lunes, 15 de diciembre de 2014

"El intenso calor de la luna" de Gioconda Belli, su última novela

amena, fluída, buena trama, momentos muy logrados, interesante historia en torno al ciclo pre-menopausia, invita a sentir y da que pensar...

"Emma se sienta allí, se quita los zapatos, se destraba el sostén, se recuesta, no enciende las luces. En la oscuridad puede ver los cráteres realzados en la faz del astro imperfecto: una esfera rodando en el Universo, adherida a la atmósfera de la Tierra, desprovista de vida; un astro de queso, de plata, un reflejo de agua. Y sin embargo, ningún ser humano está exento de su magia. Nadie escapa de mirarla e imaginar su vida subordinada al sol pero misteriosamente autónoma y quieta. Y es que la Luna se deja mirar. Es en el cielo el único astro familiar, accesible; el que aminora el terror de la noche. Un satélite amable, femenino.

Es la hora de ser lunática, piensa y sonríe, de permitirse ser loca, tierna, falible, vulnerable; de gozarse por dentro y abrazar lo que llegará de aquí en adelante. Abre los brazos y se despereza sintiendo la sensualidad de la noche cálida inundarle los poros. La tarde y sus emociones, lo que vendrá después deja de inspirarle pesar, miedo de sí misma. Piensa que debe empezar esta nueva etapa con un rito, como una druida pagana. No en balde es una noche de luna llena. Se levanta descalza, juguetona, va al baño, saca las cajas de compresas, de tampones, busca en la cocina la caja de fósforos.
...


Mientras se mueve al ritmo de la música, Emma piensa en su cuerpo de mujer desprendiéndose de la luna, despidiéndose del influjo con que ésta ha marcado su vida de hembra de la especie; la sangre menstrual y el calendario de los partos. Ahora sólo brillará para ella como para Emma Bovary. Invocará sus dones para que alumbre noches como ésta, noches de ser solamente una mujer bajo su intenso reflejo, encendida con el calor de su plateado resplandor. Se dejará poseer por esa luz, por el misterio de tantas miradas que han querido adivinar qué hay en sus cráteres, en la arena suelta, en el lado oscuro donde no sonríe el hombre"

No hay comentarios:

Publicar un comentario