sábado, 14 de febrero de 2015

mujer y madre

soy mujer:
hoy corté esa pulserita que llevaba puesta hace exactamente un año, 
rituales, ciclo cumplido,
tantos ciclos como muertes y renacimientos suceden en nuestro haber,
no entiendo nada de los debes ni de los por haber,
"siempre estamos iniciando" y siempre estamos muriendo...
más allá de todos los sueños, 
los que se hicieron realidad y los que nunca se cumplirán,
el amor es mi sentido, saber que amo, de mis pocas certezas, 
de esas que no se validan con los "me gusta" de facebook, 

soy madre:
vuelvo llena de sus cuerpitos pura vida en la playa, arenosos, húmedos de mar que me abrazan,  
y saltamos las olas y quiero tanto honrar esas caritas de vértigo y placer descubriendo la vida, 
las emociones de la bandera roja y negra que anuncia corrientes peligrosas y a la vez tan disfrutables!
y nos sambullimos y compartimos los temores a flor de piel! 
y después las toallas secas que abrigan y nos vuelven a la calma de la arena calentita,

mi hijo más pequeño en breve cumple 7 años, 
según algunas teorías pedagógicas que valoro, llegó el momento del corte del último cordón, el más sutil, así lo siento y lo celebro y me conmuevo, cuánta vida!

soy mujer y madre:
paradógicamente son ellos quienes me vuelven cada vez más a mi, 
mis hijos me devuelven a mi esencia, mujer en la mitad de la vida, 
con mis aciertos y mis frustraciones, mis alegrías y mis tristezas, mis posibilidades y mis limitaciones,
mis generosidades y mis miserias, yin y yan...

es la ley de la vida, crecemos,
todo cambia todo el tiempo, y no es solo un dicho,
esta noche: ritual de entrega: volver a empezar una vez más, 
perdonarme y seguir siguiendo al corazón,
en cada nueva vuelta un nuevo comienzo,

1 comentario:

  1. es una perfecta convinacion de mujer madre y el resultado son nuestros hermosos hijo

    ResponderEliminar