sábado, 7 de marzo de 2015

JOAN MANUEL SERRAT, UN GRAN AMOR, 30 años después!!!

anoche tuve el privilegio de estar en su recital, 
tantas sensaciones intensas juntas, 
como ir al ital park de los versos y la música, pura poesía, altas vibraciones, vértigo y conexión total!!!

experiencia sagrada, de esas que te hacen sentir que la vida es tan bella, que todo vale, que vivir es el mayor de los sentidos,
verlo a mis 44 años, presencia plena, es tanto más fuerte que a los 15!, 
a los 15 lo vi en vivo y en directo por primera vez, hace 30 años!
a los 15 me perturbaba la emoción! se me salía el corazón del cuerpo, de ese cuerpo que así empezaba a conocer, atravesando experiencias,
sin duda alguna Serrat es uno de mis maestros de la vida, de los primeros,
a los 15 fue una super aventura ir sola al Gran Rex, me conseguí fila 1 en el medio, 
necesitaba hacerlo sola con esa adolescencia absoluta que atravesaba mi existencia ávida de vivencias, 
amaba la calle Corrientes, los libros, caminar de noche, 
la libertad que vislumbraba y me rozaba en esos tiempos de atrevimiento, de pasos de conquista de lo que vendría...

hoy me desperté conmovida por poder sentirlo así, tan así! la riqueza del paso del tiempo!,
concientizarla en mi, en él, en los que amo, en la Tierra, en todos! 
verme crecida, ser más grande, estar conmigo y abrazarme, qué buenísimo! 
siento mucha gratitud, tanta que se me inunda el alma de la emoción, 
y siento y lloro y vuelo y bailo y agradezco, 
sobretodo agradezco que todo sea como va siendo, 
tanto aprendizaje en el camino,
y agradezco que el viaje sea sabiendo que "se hace camino al andar, golpe a golpe y verso a verso"

"Lo que agradezco es haber sobrevivido", responde, y ríe. "Lo que me queda de aquel joven es un recuerdo cariñoso. Tengo una gran relación con aquel que fui. Pero, de ninguna manera, soy el mismo: ésa sería una gran negación biológica. Cuando escucho a alguien decir que cambiaría su vida por otra pienso que debió pasarla realmente muy mal. Yo he pasado la mía, y ahora espero disfrutar lo que me queda con ilusión, alegría y salud. Pero no renuncio a nada de lo que he vivido. A fin de cuentas, todo lo que me ocurrió sirvió para alguna otra cosa. Lo bueno y lo malo. Y debo confesarle -asegura, aunque pasó, entre otras situaciones, el exilio en tiempos de Franco y fue prohibido en la Argentina y Chile- que no tengo memoria de experiencias irremediablemente malas. Por eso, a esta altura del partido, lo que más me importa es usar el tiempo en aquello que me divierte, como hacer música y subirme al escenario cada día. Disfrutar de lo que la vida me ha regalado. Y no quiero con esto sonar a abuelito, porque en absoluto me gusta transmitir esa imagen. Pero hemos llegado aquí a partir de la idea de que no, no renuncio a lo vivido", insiste "el Nano" que ya ha cumplido 71 y muestra una figura todavía jovial, serena la mirada, firme la voz y una sonrisa... que trae a la memoria sus propias palabras: "La luna de tu sonrisa de gato de Chesire colgada de la cornisa".
fuente: http://www.lanacion.com.ar/1773689-serrat-festeja-50-anos-con-la-musica

2 comentarios:

  1. Viste que los comentarios del blog mermaron, Xime, pero sentir a Serrat como lo compartís, y y remontarme a mi madre escuchándolo aún estando en el vientre yo, y luego a mis primeroa años adolescentes de escucha de este poeta que me llena el alma, es inigualable. Gracias,

    ResponderEliminar