martes, 17 de marzo de 2015

mantras encarnados

adoro los momentos en los que la vida me pone de frente a la experiencia, 
pura intensidad,
aparecen siendo más que frases hechas esas que suenan tan bien, 
me llaman a honrarlas, 
amo las palabras que traducen sentidos!

"escuchar al cuerpo", "desoír los miedos", 
mantras encarnados, 
caminos que guían destinos sin motivos, amores, secuencias, ritmos...

poder ver cuando el cuerpo me acompaña, aunque no cumpla con mis expectativas previstas desde algún plan que tal vez ya sea desactualizado,

celebro que no me pasen desapercibidos los tiempos en los que solo cabe validar que lo que fluye fluye, que lo que es es, que la realidad se impone,
sin idealismos mediante, ya sé de mi espíritu trabajador que no se rinde así no más, para eso sirve ser adulta,
simplemente confiando y haciendo acopio de vida vivida,
con todos los sentidos a flor de piel y mucha necesidad de para adentro, cueva, descanso, retiro a las profundidades, sin temor a los abismos,
"Ver con ojos del alma. Desde ese lugar poco común, poco ejercido, los abismos son hermosas playas transparentes, praderas onduladas y verdes, rayos de luz." 
pudiendo danzar con hermosas palabras que atraviesan vivencias,
gracias por acompañar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario